Es tiempo de rectificar, por Javier Bertucci


Foto: Caraota Digital

Cuidémonos de convertirnos en lo que criticamos y adversamos. Tenemos la responsabilidad de guiar a una población angustiada y desesperada, suplicando propuestas concretas. Es momento de corregir, rectificar y analizar si ha sido acertada la decisión de ceder los espacios en medio de la peor crisis que hemos atravesado como nación.

La desmovilización ha provocado un desánimo que se ha traducido en desconfianza y ha sido generadora de una división absurda entre quienes deberíamos estar más unidos que nunca. Siempre he creído, y la realidad que se vive lo respalda, que como líderes sociales, políticos o religiosos tenemos en nuestras manos el poder de destruir o edificar, de influenciar a una sociedad hacia el progreso o promover su destrucción, y la capacidad de unir a un pueblo o dividirlo. Valdría la pena preguntarnos: ¿Qué estamos logrando?

No podemos continuar esta posición de aislamiento, es tiempo de sentarnos con el estudiante, el obrero, el médico, el docente, señalarle una ruta a todos los sectores productivos y a nuestros jóvenes desempleados, entender que nuestros problemas debemos resolverlos nosotros, escuchándonos y accionando. La vía pacífica, un gran acuerdo entre ambas partes, será siempre la propuesta.

Por nuestros muchachos, que caminan cientos de miles de kilómetros huyendo de la necesidad y el hambre, por nuestras madres que lloran a sus hijos, por nuestros niños que han fallecido por falta de medicinas y por más de tres millones de venezolanos que han cruzado las fronteras, urge encontrarnos, debatir y definir un plan opositor unitario.

Para algunos, esto supone una ruta errada, debido a las experiencias del pasado, que no han traído más que una decepción colectiva, y sobre todo porque después de ello, estamos  sumidos en una peor crisis. Sin embargo, el escenario ha cambiado, pues aún quienes tienen el poder no podrán soportar más los estragos de esta realidad que nos afecta a todos.

En este tiempo, nuestro país  es la fiel muestra de los fatales resultados de la intolerancia y el fanatismo desmedido hacia una idea, convirtiéndonos en jueces del que piensa distinto y odiando al que no comparte nuestras formas. ¿Cuándo depondremos esta actitud por el bien de Venezuela? ¿Por qué le tememos a sentarnos a hablar?

Creo firmemente que divididos nunca podremos lograr los cambios que profesamos y decimos esperar. Transitar una misma vía todos los sectores que adversamos al régimen es el camino correcto, demostraríamos así que verdaderamente nuestra gente, está por encima de nuestros fines partidistas.

Asumiría mi postura si fuese errada, pero eso solo lo sabremos si ponemos nuestro orgullo a un lado y como hermanos venezolanos, nos escuchamos desde la humildad, teniendo como punto de partida encontrar el mecanismo de salida. La oposición, solo unida, consciente de nuestros errores, podremos alcanzar la libertad.

@JavierBertucci Presidente/Fundador de Esperanza por El Cambio (@ElCambioVe)

+ Información 
Recibe nuestro Germinador de Noticias en tu celular a través de Telegram ¡Únete a nuestro canal aquí! Además, no pierdas detalle del acontecer noticioso siguiéndonos en TwitterInstagram y Facebook



Source link

قالب وردپرس

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*