Los semáforos chinos detectan a quienes no cruzan debidamente y exponen su caras públicamente para avergonzarles


Los sistemas masivos de reconocimiento facial llevan tiempo funcionando en China, un país donde además los están usando de formas realmente singulares.

Una de ellas es la de poner en evidencia a los peatones que cruzan por donde no deben o cuando no deben. Si lo hacen sus caras son grabadas y expuestas en grandes pantallas para avergonzarles públicamente.


Si cruzas mal, todo el mundo lo sabrá

Se les conoce popularmente como los ‘jaywalkers. Son los peatones que cruzan la calzada por sitios no permitidos o que lo hacen cuando los semáforos aún están en rojo para ellos y en verde para los vehículos.

Esos peatones lo tienen más difícil que nunca en China y en ciudades como Shanghai, donde las cámaras de reconocimiento facial registran el comportamiento de esos peatones para luego exponer sus caras en grandes pantallas.

No solo eso: además de su cara muestran parte de sus carnés de identidad, y lo hacen no durante unos instantes sino durante una semana. El sistema lleva tiempo en marcha por ejemplo en la ciudad de Taiyuan, y ha generado polémica por la invasión a la privacidad, sobre todo en el caso de los menores.

Otras ciudades como Shenzhen tienen sistemas similares que además de mostrar esas caras utilizan también ese reconocimiento facial para multar a los infractores, tanto si son peatones como si circulan en vehículos no motorizados.

El objetivo evidente es el de avergonzar a estos peatones para que así no tengan tantas ganas de cruzar por donde no deben o cuando no deben la próxima vez, y lo cierto es que el sistema es de lo más llamativo.

Hace tiempo que China ha puesto en marcha diversos sistemas para tratar de garantizar la seguridad vial en algunas de sus ciudades más importantes.

Como revela este vídeom hay cruces en los que se instalan sistemas de iluminación en la calzada para indicar aún más claramente cuándo es el momento adecuado para cruzar, algo especialmente útil para quienes cruzan usando el móvil.

Los materiales de esos sistemas de iluminación translúcidos son especialmente resistentes al agua, polvo o suciedad y tienen coeficientes de fricción similares a los de la calzada para que los coches no resbalen en caso de caer agua sobre ellos.

Vía | Victoriano Izquierdo



Fuente original Xataka

قالب وردپرس