así han evolucionado los ‘deepfakes’ en menos de dos años


En otoño de 2017, un usuario de Reddit llamado ‘deepfakes’ (‘falsificaciones profundas’) compartía varios vídeos que había creado insertando el rostro de personajes conocidos en cuerpos de otras personas. Rápidamente, el nombre del creador terminó siendo también el de la creación, y hoy en día esa clase de material multimedia (se ha extendido también al audio) se conoce como deepfake.

Lo que tenían de particular es que no eran meros montajes (incluso en formato vídeo, éstos existían desde mucho antes), sino que en ellos el uso de la inteligencia artificial permitía adaptar las facciones de una persona al movimiento y expresiones de otra, de tal modo que el realismo del material daba como resultado algo nunca antes visto.


Aunque había varios que presentaban a Nicolas Cage dentro de películas en las que jamás había participado, los vídeos que atrajeron la atención de los medios y usuarios, una vez su fama se extendió en diciembre de 2017, fueron los protagonizados por actrices. Todos ellos, y de ahí gran parte de su repercusión, de contenido pornográfico.

Lo más ‘populares’ de entre los creados por el usuario ‘deepfake’ portaban los rostros de Gal Gadot y Daisy Ridley, pero también los había de Emma Watson, Katy Perry, Taylor Swift y Scarlett Johansson. Ésta última diría meses más tarde que la lucha contra esta clase de contenidos era ya una batalla perdida.

Esos primeros deepfakes

Aunque, ciertamente, a muchos de los primeros consumidores de esos primeros deepfakes porno (acostumbrados a montajes fotográficos ciertamente mejorables realizados con Photoshop) sólo les importaba poder ver rostros famosos en escenas porno en movimiento, lo cierto es a que muchas de aquellas primeras escenas aún se las ‘veían las costuras’.

Así, los bordes del rostro no siempre terminaban de encajar bien y a veces ‘temblaban’, las cejas y la boca solían adquirir una apariencia extraña, aunque sólo fuera durante unos pocos segundos. Aquí un pequeño ejemplo:

Fotogramas extraídos de vídeos deepfake para adultos ‘protagonizados’ por las actrices Maisie Williams, Scarlett Johansson y Cobie Smulders.

Otro ejemplo más, esta vez en movimiento y comparando el material original con el ‘deepfakeado’:

Pero no todo va a ser porno, tranquilos. En los primeros meses de 2018, muchos internautas copiaron las técnicas basadas en IA de ‘Deepfake’ (basadas en el uso del software Tensorflow), y hubo un pequeño ‘boom’ de creación de deepfakes usando también como material películas para todos los públicos.

El programador Sven Charleer creó, ya en enero de 2018, varios deepfakes poniendo la cara de su esposa sobre el cuerpo de la actriz Anne Hathaway. No está mal hecho, pero el rostro producía todavía una sensación muy poco natural, típico de las creaciones de aquellas fechas:

Nicolas Cage. Un clásico de los fotomontajes antes, y de los deepfakes ahora. Pero en este vídeo (también de enero de 2018) el problema era el mismo: algo chirría con el rostro

BONUS:

Deepfakes en 2018-2019: más y mejores

Pero no tardaron en llegar vídeos mucho más impresionantes a nivel técnico, y que ayudaron a abrir el debate sobre qué clase de futuro le esperaba al vídeo como material probatorio una vez que alcanzara cierto nivel de sofisticación. En una fecha tan temprana como abril de 2018, Buzzfeed publicaba este vídeo, con el que lograban aplicar el movimiento de labios de un actor a un vídeo institucional de Barack Obama, haciéndole decir cosas como “Killmonger tenía razón”:

Pero no nos engañemos: por ahora (crucemos los dedos) los creadores de deepfakes prefieren seguir echándose unas risas remezclando a intérpretes de Hollywood antes que manipular políticos para hacer caer gobiernos. Ya en enero de 2019, un deepfake que impresionó al público fue éste de Jennifer Lawrence hablando ante los medios con el rostro de Steve Buscemi:

Parece que esto de poner caras masculinas sobre cuerpos femeninos es un subgénero bastante exitoso, porque sólo un mes después subían a Youtube este vídeo en el que Ellen DeGeneres y Amy Schumer asumían, respectivamente, el rostro del CEO de Tesla, Elon Musk, y del youtuber Pewdiepie:

Por esas mismas fechas, un usuario recurrió a esta tecnología para dejar en evidencia a los productores de ‘La Liga de la Justicia’ por la chapuza de CGI realizada para borrar el bigote de Henry Cavill. Su mensaje es claro: cualquier PC del montón hubiera sido capaz de generar un resultado más digno:

Pero ha sido este mismo verano cuando la cosa parece haberse salido de control: llevamos unos meses en los que cada vez vemos deepfakes ingeniosos y ‘currados’ en lo técnico, y en los que los artistas de este peculiar género empiezan a labrarse un nombre y a conseguir miles de seguidores.

Este vídeo, de agosto de 2019, y elaborado por el popular youtuber DrFakenstein, presenta a Ron Swanson (uno de los personajes de ‘Parks & Recreation’) como omnipresente okupa de la intro de ‘Padres forzosos’. Son imágenes, avisamos, ciertamente turbadoras:

Otro youtuber, Ctrl Shift Face (del que ya os hablamos hace poco) es el responsable de varios vídeos en los que el comediante de ‘Saturday Night Live’ Bill Hader se va convirtiendo en varios actores famosos a medida que imita sus voces. En el más reciente de ellos, que os ponemos a continuación, Hader asume el rostro de Tom Cruise… pero también puede verle como Arnold Schwarzenegger o Al Pacino:

Otra de las creaciones populares de Ctrl Shift Face es su Terminator interpretado por Stallone (que podéis ver en la imagen que encabeza el artículo), pero no podemos dejar de recordar los 4 vídeos en los que hace que Jim Carrey sustituya a Jack Nicholson como protagonista de ‘El resplandor’. Juzgad vosotros mismos el resultado del primero de ellos, de julio de 2019:

La siguiente es una de las últimas incorporaciones a esta epatante lista de deepfakes. A finales de agosto llegaba a Youtube este vídeo de Alison Brie con la cara de Jim Carrey:

¿Qué futuro le espera, entonces, a esta tecnología? Hace 6 años, una Robin Wright que se interpretaba a sí misma en esa delirante joya de la ciencia ficción que es ‘El Congreso‘ nos mostraba un futuro en el que los actores acabados vendían su imagen a las productoras para que ésta fuera escaneada y alterada sin su conocimiento, produciendo miles de nuevas películas a partir de ese momento. Aún estamos lejos de esos, pero el camino parece llevarnos, al menos, a que eso sea técnicamente posible.

Fotograma del tráiler de “El Congreso”.

Imagen | Crtl Shift Face (extraído de Youtube)



Fuente original Xataka

قالب وردپرس