Conor McGregor ganó en apenas 40 segundos en su regreso a la UFC | noticiasaldiayalahora.co


Conor McGregor tuvo un regreso espectacular a la UFC​. Quince meses después de su pelea anterior, el irlandés derrotó por nocaut técnico en el primer round a Donald «Cowboy» Cerrone, por el peso welter, en el estadio T-Mobile de Las Vegas.

The Notorious definió rápido su pelea con el estadounidense. Necesitó apenas cuarenta segundos para dejar fuera de combate a su rival, que terminó con sangre, un ojo hinchado y con un duro golpe en la mandíbula.

El mundo de las artes marciales mixtas esperaba con ansias esta noche. Y después de las diez peleas anteriores, llegó la cita principal.

Ingresó primero Cerrone. Repartió besos a su familia, hizo sus últimos preparativos y entró al octágono. Todo quedó listo para el gran regreso, el de McGregor. Con la bandera de Irlanda sobre sus espaldas, la mirada desafiante del irlandés se perdió algunos segundos en la cámara de TV antes de concentrarse en el territorio donde quería sepultar su derrota con el ruso Khabib Nurmagomedov.

Pasaron las palabras del presentador y los anuncios de rutina. Comenzó la acción. Y McGregor, de 31 años, empezó decidido a terminar de manera exprés con el pleito.

El ex campeón de las categorías pluma y ligero enfrentó a su adversario. Le dio un impacto con la rodilla y, en el clinch, lo golpeó varias veces con el hombro. El estadounidense, de 36 años, quedó sentido y herido en la cara. Enseguida, McGregor conectó una patada a la mandíbula de Cerrone.

Ya sin respuestas, el Cowboy recibió una seguidilla de golpes de izquierda. En el suelo, intentó protegerse como pudo. Pero estaba entregado. Lo inevitable: el árbitro decretó el nocaut técnico cuando habían pasado solamente 40 segundos.

Fue la 14ª derrota para el norteamericano, mientras que la cuenta de sus triunfos está paralizada en 36 desde mayo de 2019, cuando venció a su compatriota Al Iaquinta por decisión unánime. Luego perdió en dos oportunidades por nocaut técnico, el mismo resultado que lo dejó fuera de competencia este sábado en Las Vegas.

McGregor, que en agosto de 2017 tuvo una mala incursión en el boxeo frente a Floyd Mayweather​, consiguió dejar atrás su incursión anterior en el octágono. Fue en octubre de 2018, una noche en la que lo sorprendió el ruso Nurmagomedov y en la que todo acabó en escándalo. En marzo de 2019, anunció su retiro a través de las redes sociales.

Este sábado, en Las Vegas, tuvo su retorno soñado, en una pelea que definió rápidamente y que puede dejarle cerca de cinco millones de dólares, además de mejorar su récord a 22 victorias y tan solo 4 derrotas. Un premio que lo devuelve al trono como el rey de UFC.

LAS IMÁGENES:

 





Fuente: noticiasaldiayalahora.co

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion