Guedes dice que las reformas irán al Congreso en febrero | www.metropoles.com


Después de diez días de vacaciones en Estados Unidos, el ministro de Economía, Paulo Guedes, aterrizó el lunes (13/01/2020) en Brasilia diciendo que reanudará la agenda de reformas. Según él, la propuesta para el área administrativa, que fue enviada al Congreso por el presidente Jair Bolsonaro (sin un partido) a fines del año pasado, debe enviarse a la Cámara entre fines de este mes y principios de febrero.

Con respecto a la reforma tributaria, la idea es presentar el proyecto casi simultáneamente a la administrativo, porque ya sería correcto ser analizado por una comisión mixta del Congreso.

“El presidente sigue comprometido con las reformas. Una cosa es el momento político, otra es el contenido de las reformas ”, dijo Guedes en una entrevista telefónica con el estado el domingo por la noche. “El presidente hizo algunas sugerencias que fueron adoptadas. Los alcaldes[[Rodrigo Maia]y el senado [Davi Alcolumbre] También han dado sus sugerencias, y esto se está llevando a cabo juntos. Ahora, en lugar de enviar una versión muy poderosa de las renovaciones y luego el acuerdo se rompe, la calibración se está haciendo antes «.

Después de someterse a ajustes propugnados por Bolsonaro y los líderes del partido, como mantener la estabilidad de los servidores actuales en el caso de la reforma administrativa, y la exclusión de los impuestos en la línea del antiguo CPMF en el caso de los impuestos, las dos propuestas están prácticamente cerradas. Según Guedes, recibieron luz verde del Palacio de Planalto para ser enviados al Congreso.

Detrás de escena, se comenta además que la supuesta preocupación de Bolsonaro con la posibilidad de que la reforma administrativa impulse las protestas similares a las visas en Chile se habrían disipado.

El ministro dijo que en las últimas semanas también ha habido negociaciones por parte del equipo económico con otros ministerios para superar la resistencia a la reforma administrativa. «Nosotros mismos dentro del gobierno tuvimos que hablar con otros ministerios para ver que la reforma se basa en principios generales», dijo. «Muchas categorías de funcionalismo también querían examinar la propuesta y estaban contentos con lo que vieron».

Propuestas
En esencia, ambos proyectos deben seguir las líneas de las últimas versiones lanzadas por el equipo económico. Además de restringir la estabilidad del nuevo personal, la reforma administrativa debería reducir el número de empleos de los 180 actuales a alrededor de 30, crear un sistema de evaluación de empleos basado en el mérito y ampliar la brecha salarial. al principio y al final de sus carreras, que hoy en muchos casos es solo del 30%.

En cuanto a la reforma fiscal, el gobierno decidió no referirla como una Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC), sino a través de medidas que se incorporarán a los dos proyectos que ya están siendo considerados en el Congreso (por la diputada Baleia Rossi, quien considera este estudio como referencia. economista Bernard Appy y ex diputado Luiz Carlos Hauly). «Colaboremos para tratar de hacer que las propuestas converjan».

Guedes dijo que el gobierno debería enviar la reforma fiscal al Congreso en tres tramos. Primero, seguirá la propuesta de crear el Impuesto al Valor Agregado (IVA), recaudando los principales impuestos federales, probablemente también en febrero. A continuación, deben seguir los cambios al Impuesto a las ganancias, que incluirán aumentar el rango de exención y el pago de dividendos a las personas, y reducir la carga del impuesto corporativo del 34% a 20%

Pagos digitales
El último tramo, que se enviará en el primer trimestre, puede incluir la reducción de los cargos laborales y el fin de las exenciones para las personas jurídicas. La eventual recaudación de un nuevo impuesto a los pagos digitales, también en la línea de los extintos CPMF, cuestionado por Bolsonaro y líderes políticos, o un tributo de reemplazo, permanece en el radar del ministro.

Según Guedes, si la base de incidencia no es más amplia, será difícil cerrar la ecuación. “No hay tanta holgura en la caja. Solo podemos bajar las tasas, incluido el IVA, y extender el rango de exención si algo así se aplica ”, dijo. «Cuanto mayor sea la base impositiva de dicho impuesto, menores serán las tasas impositivas sobre otros impuestos y mayor será el rango de exención».

Paralelamente, el ministro cuenta con el paquete enviado al Senado en noviembre, como parte del acuerdo con la Cámara, también dividido en tres, que, según él, se procesan a un ritmo acelerado y son fundamentales para la transformación del estado brasileño.

La primera parte, centrada en la descentralización, desvinculación y desindexación de recursos, incluye la creación del Consejo Fiscal de la República, que estará formado por representantes de las tres Potencias, y la posibilidad de decretar el Estado de Emergencia Fiscal, lo que impedirá la concesión de aumentos a la funcionalismo de hasta un año y medio en caso de crisis financiera de las entidades de la Federación.

El segundo prevé la extinción de hasta 180 fondos gubernamentales, creados a lo largo del tiempo para servir a los grupos de interés, pero conserva los fondos constitucionales, destinados principalmente al norte, noreste y medio oeste. La tercera parte es el llamado PEC de emergencia, que propone aumentar el volumen de recursos bajo el mando del Congreso ya en 2020, con la reducción equivalente de «dinero sellado», es decir, con un destino previamente definido, mientras que la aprobación del nuevo Pacto Federativo, que puede tomar de uno a dos años, no sucede.

“Todo esto irá. El Congreso ha aceptado las reformas ”, dice Guedes. “Las reformas se están procesando en el Congreso en un clima de completa cooperación y colaboración con el equipo económico. Comenzamos este año con perspectivas de gobernanza mucho mejores que el año pasado ”.

A pesar de este optimismo, en el Congreso, se espera que las elecciones municipales de octubre puedan influir en la agenda de votación y posponer la aprobación de los asuntos prioritarios por parte del gobierno federal. El propio líder del gobierno del Senado, Fernando Bezerra (MDB-CE), dice que las reformas administrativas y fiscales solo deberían salir después de noviembre. En oposición, se debe dar prioridad a un proyecto para abrir el área de saneamiento a la iniciativa privada, ya que debe ampliar las inversiones en el área, con atractivo popular y electoral.

Privatizaciones
Con respecto a la privatización, que se libró el año pasado por la resistencia dentro del propio gobierno, Guedes reconoce las dificultades, pero dice que espera que el proceso despegue este año. También dice que, aun así, hubo un total de $ 106 mil millones en privatización en 2019, frente a los $ 80 mil millones previstos.

Según Guedes, este año el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), que no se despojó de sus participaciones en empresas de más de $ 100 mil millones, ahora cumplirá la tarea. “No hablaré sobre cómo será. Solo digo que sucederá ”, dijo. «Nuevamente enviarán $ 100 mil millones al Tesoro, puedes descansar tranquilo». La pregunta es si Bolsonaro se enfrentará a los ministros que desean mantener sus «feudos» y su apoyo a la privatización, ya que no sucedió en 2019.



Fuente / Créditos: www.metropoles.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion