La CIDH instó al régimen de Maduro a adoptar medidas “para proteger los derechos a la vida, integridad personal y salud” de los presos de Ramo Verde en Venezuela | www.infobae.com


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió este miércoles una medida cautelar a favor de Williams Alberto Aguado Sequera y otras personas, tanto militares como civiles, que están privadas de libertad en el Centro Nacional para Procesados Militares (CENAPROMIL, también conocido como “Ramo Verde”).

La Comisión advirtió que “los beneficiarios se encontraban en una situación de riesgo, principalmente con motivo de su estado de salud y falta de acceso a un tratamiento médico adecuado o suficiente”.

Asimismo, reportaron que los presos padecían de enfermedades y síntomas preocupantes. Además, “algunas de las personas privadas de libertad igualmente habrían sufrido heridas como consecuencia del trato recibido al momento de la detención y que luego no fueron atendidas”, destacan en un comunicado de prensa publicado por la Comisión.

Luego de evaluar la situación, la CIDH consideró que tenían los argumentos necesarios para solicitarle a Venezuela que “adopte las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida, integridad personal y salud del señor Williams Alberto Aguado Sequera y las demás personas declaradas como beneficiarias en esta Resolución”.

Aguado Sequera es un médico cirujano detenido por supuestamente ser el dueño de la propiedad en la que se ocultaba el ex piloto del CICPC Oscar Pérez, que se sublevó contra el régimen en 2017.

La Comisión hizo una exigencia particular para que estas personas puedan tener acceso adecuado a tratamientos médicos conforme lo señalado por los expertos correspondientes.

Es importante destacar que el pasado martes el régimen de Nicolás Maduro le impidió el ingreso a Venezuela de la Comisión luego de haber sido invitada al país por el presidente encargado Juan Guaidó, sin embargo, el régimen de Maduro aclaró la semana pasada que “en ningún momento” había autorizado una visita de la Comisión, que tiene sede en Washington.

A los integrantes de la CIDH se les prohibió abordar un avión de Copa Air line en Panamá que tenía como destino el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, que sirve a la ciudad de Caracas, se les informó que por orden del régimen no podía viajar.

Ante esta situación la misión de la CIDH encabezada por Esmeralda Arosemena de Troitiño, su presidenta, se reunió la mañana de este jueves en Bogotá con el presidente Iván Duque antes de subirse a un avión con destino a Cúcuta, donde se encontrarían con venezolanos en la frontera para tener un testimonio de primera mano de las violaciones a los derechos humanos que se producen en el país.

Miembros del organismo dependiente de la OEA han realizado distintas publicaciones desde el paso fronterizo, describiendo sus actividades y las escenas que han presenciado. Entre ellas destacaron “la situación de niños, niñas y adolescentes que tienen que cruzar la frontera todos los días para acceder al derecho a la educación en las escuelas del lado colombiano”.

Antes de viajar a Cúcuta, los delegados se reunieron con ciudadanos venezolanos en Bogotá. Todos fueron víctimas de violaciones a los derechos humanos en su país y tuvieron que huir a otras naciones, principalmente a Colombia.



Fuente www.infobae.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion