Pueblo Pemón solicita a autoridades investigación sobre la masacre de Ikabarú


Los pemones xigen el respeto de sus derechos y que se les otorgue participación y peso en las decisiones tomadas en los territorios que habitan y poseen «ancestralmente»


A ocho días de la masacre producida en Ikabarú, que dejó un saldo de ocho fallecidos, la vecina la comunidad pemón de Santa Elena de Uairén, exigió a las autoridades dar una respuesta por los hechos e iniciar una investigación para determinar a los culpables.

«El pueblo Pemón de Santa Elena de Uairén condena y denuncia ante las instancias nacionales e internacionales el homicidio ocurrido en Ikabarú el pasado 22 de noviembre de 2019. Donde la población de Ikabarú, presenció la masacre, dando con 8 fallecidos. Exhorta a las autoridades a que se haga una investigación seria y profunda, conjunta con la jurisdicción especial indígena», expresan en un comunicado.

Los sucesos de Ikabarú guardaron relación con uno de los «sindicatos» que busca el control de las minas ubicadas en el sur del estado Bolívar. En este caso, el «Sindicato de El Ciego» tomó varias zonas, dejando una huella de sangre a su paso.

Ante la compleja situación de las minas, el pueblo Pemón también manifestó en contra de los proyectos mineros que se ejecuten sin consulta en el sector VI de Akurimö, especialmente sin la presentación previa del estudio del impacto ambiental y sociocultural que tendrán los trabajos.

*Lea también: Fallecen dos niñas del servicio de hematología del J.M de los Ríos en menos de 24 horas

Días después de la masacre, efectivos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) tomaron la zona para «reforzar la seguridad» de la comunidad. Sin embargo, caciques del pueblo Pemón habían denunciado que habrían sido precisamente funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro quienes habrían orquestado la matanza para controlar el sector.

En este sentido, el comunicado de los pemones también repudia el «amedrentamiento por parte de efectivos miritales hacia cuerpo de seguridad indígena y la incursión que se pretende realizar en las comunidades indígenas de algún órgano de seguridad».

Por otra parte, exigen el respeto de sus derechos y que se les otorgue participación y peso en las decisiones tomadas en los territorios que habitan y poseen «ancestralmente».

«Debemos tener acceso libre a informaciones y participar efectivamente de los procesos decisorios de cualquier programa o proyectos a realizarse en nuestra zona», reiteran.

Las 28 comunidades indígenas del sector VI Akurimö (Santa Elena de Uairén) con sus autoridades legítimas apoyan al sector VII Ikabarú y se unen para seguir luchando por la libre determinación de su pueblo: “Si tocan a un indígena tocan a todo el pueblo Pemón”

El comunicado fue publicado por el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), que expresó su apoyo ante el pronunciamiento de la comunidad pemón.


Post Views:
249






Fuente talcualdigital.com

Be the first to comment

Leave a Reply